¿Es la nueva Ley de Contratos del Sector Público un azote contra la corrupción? Por: Jaime Pintos

PUBLICADO EN: DIARIOABIERTO.ES
Foto: ‘Puente Levadizo Puerta de Europa’, por M. Pinado, modificada (CC BY 2.0).

Profesionalizar la contratación pública y lograr la verdadera independencia de los empleados públicos son dos requisitos indispensables para mejorar este sistema. La nueva Ley 9/2017 de Contratos del Sector Público rehúye de las figuras del monopolio y el oligopolio, fomentando la concurrencia y el acceso de las pymes a la contratación pública, simplificando los procedimientos o introduciendo la contratación pública electrónica, que será obligatoria a partir del 9 marzo. Además, esta norma se aleja de la arbitrariedad, apostando por una mayor discrecionalidad técnica al amparo de criterios sociales, medioambientales, de innovación y desarrollo, en aras de una mayor objetividad, motivación y justificación de las decisiones. Y lo logra, sobre todo, al eliminar figuras de contratación directa encubierta —como el procedimiento negociado sin publicidad por razón de la cuantía— o al regular con mayor rigor otras, como el contrato menor. Sigue leyendo

Anuncios